Mecanismo de Compensación de la Huella de Carbono

AAl obtener los resultados de la huella de carbono es necesario desarrollar proyectos de compensación de emisiones que coadyuven a las acciones de reducción para llegar a neutralizarla. Este tipo de proyectos pueden consistir en actividades de instalación de energías renovables, sustitución de combustibles, eficiencia energética, manejo de residuos, forestación y protección de bosques, entre otros.

Estos proyectos, además de reducir emisiones y contribuir a la mitigación del cambio climático, suelen generar importantes beneficios sociales. Por ejemplo, el uso de energías renovables limpias en lugar de la quema de combustibles fósiles para generar energía reduce la contaminación del aire y por lo tanto conlleva mejoras en la salud de las personas que trabajan o viven en zonas colindantes. Por otro lado, los bosques proveen de servicios ambientales necesarios para la sostenibilidad de la vida para muchas poblaciones, de manera que su protección contribuye al bienestar de las comunidades involucradas.

Para compensar el impacto medio ambiental del paso del Rally Dakar por Bolivia, se ha desarrollado un mecanismo de compensación el cual está basado principalmente en promover tecnologías limpias e implementar proyectos de desarrollo sostenible y bajos en carbono en áreas vulnerables de la región que permitan mejorar la calidad de vida de las poblaciones.

A través del mecanismo de compensación se financia de manera directa a las comunidades o beneficiarios en las poblaciones aledañas al tramos del Rally Dakar, para la adquisición de tecnologías limpias que mejoran si calidad de vida, como ser cocinas solares, paneles solar, bombas solares y otros.

La implementación de estas tecnologías beneficia de manera directa en las comunidades mejorando su calidad de vida.

Pueden participar de este mecanismo los visitantes o espectadores que calculen su huella de carbono y entidades públicas y privadas, y organismos de cooperación que quieran contribuir a mejorar la calidad de vida de estas poblaciones, en el marco de sus políticas de Responsabilidad Social.

Como primera iniciativa se instalaron 60 cocinas solares en las poblaciones de Colchani y Totora K, financiadas por dos empresas. En la segunda instancia hubo un mayor alcance respecto a los proyecto de neutralización y se instalaron 70 cocinas solares en las poblaciones de Totora K y Sivingani, y dos paneles solares en el hospital de la Caja Nacional de Salud de la ciudad de Uyuni., financiados por cinco empresas.